Inicio Municipio Tigre Para mediados de año quedaría remodelado el Puente Sacriste
Para mediados de año quedaría remodelado el Puente Sacriste PDF Imprimir Correo
Escrito por Actualidad   
Miércoles, 07 de Marzo de 2018 11:42

La obra contempla el ensanchamiento de veredas preservando la estética de las tradicionales barandas de hormigón. Los trabajos sumarán una baranda exterior transparente y nuevas luminarias led que, junto a las clásicas farolas, mejorarán la visibilidad en la zona. “La renovación responde al gran crecimiento de circulación de los últimos años”, aducen desde el Ejecutivo. Se estima que a mediados de año concluyan las obras.

 

“Con el objetivo de atender el gran crecimiento de circulación de los últimos años”, afirman desde el Municipio de Tigre, continúa la obra de puesta en valor del tradicional Puente Sacriste y la ampliación de su paso peatonal, que incluye el ensanchamiento de las veredas.

El puente Sacriste fue transformándose con el paso del tiempo y modificándose según las tecnologías disponibles de cada época. En principio, se construyó de madera y en 1876 pasó al hierro, para luego pasar en 1940 a la actual estructura de hormigón armado.

En este caso, el plan de renovación conserva la estructura icónica de hormigonado y se complementa con un barandal transparente y un mejor alumbrado para su embellecimiento.

La obra consiste en la ampliación de la senda peatonal con mayor capacidad y cruces delimitados y la realización de una instalación exterior transparente. Además un incremento de iluminación con las clásicas farolas, para mayor visibilidad y revalorización de este ícono de la ciudad.

Vale aclarar que no es el proyecto original de obra, sino que fue mutando hasta llegar a un acuerdo entre Municipio y un grupo de vecinos que intervinieron fuertemente ante las acciones del Ejecutivo por considerarlo un patrimonio histórico de la ciudad. Esto se inició con protestas, marchas y denuncias hasta que finalmente se dieron las charlas pertinentes y se llegó a buen puerto. Es decir, el diseño final de obra fue consensuado entre Municipio y vecinos intervinientes.

El Concejal del oficialismo y ex secretario de Obras Públicas, Daniel Gambino, expresó a este medio: “Desde el inicio estaba contemplado la ampliación de las veredas porque quedaban muy chicas para el flujo de vecinos que tenemos hoy, más allá de la ola turística de los fines de semana. Para eso hicimos un proyecto con nueva iluminación, nuevas barandas… pero luego surgió la inquietud de distintos grupos de vecinos básicamente por el tema de las barandas, no de la ampliación del puente”.

Recordó más adelante que “hubo tres encuentros con vecinos donde logramos consensuar la conservación de las barandas y la actual luminaria. Las barandas se trasladarán hacia el cordón de la calle y hacia el río se colocará una nueva baranda de vidrio templado. Esto permitirá que se pueda apreciar la baranda hoy existente sin empañar lo nuevo”.

De esta manera, el peatón estaría impedido de pisar el pavimento arriba del puente. “Totalmente, si miramos de un extremo del puente, vas a ver en un rato como muchos peatones se movilizan por el asfalto cuando atraviesa una mamá con su bebé en carrito y otro hijo de la mano, cuando se cruzan dos grupos grandes de personas, cuando un grupo de chicos se saca un selfi quienes transitan a su lado deben bajar a la calle”, argumentó Gambino.

Sería imposible imaginar el traslado de ambos extremos de barandas en hormigón, pero parece ser posible tal como lo afirmó el edil. “Será un trabajo difícil, se tendrá que intervenir con moladoras, es un premoldeado de hormigón que no tiene mucho secreto, si se lo sale buscar puede que se encuentre el molde, pero viendo el valor que tiene para los vecinos esta baranda, vamos a conservarla”, aclaró Gambino.

Los pisos de las veredas será un alisado de cemento peinado de color; y la conclusión de obras se estima para dentro de dos meses lo que hace suponer que la ejecución final permanezca hasta mediados de año.

El Puente Sacriste une ambas márgenes del Río Tigre a la altura de la Avenida Cazón y avenida Libertador San Martín, se destaca por ser uno de los puntos de atracción para los visitantes, como postal del río y sus embarcaciones.

Para atender inquietudes de vecinos respecto de su conservación, se resolvió realizar el traslado de la baranda existente hacia el cordón, para continuar con su tradicional atracción y beneficiar además, el tránsito de vehículos y peatones.