Inicio Historia Entre el esplendor y las ruinas, el palacio Ottamendi
Entre el esplendor y las ruinas, el palacio Ottamendi PDF Imprimir Correo
Escrito por Mónica Carinchi   
Lunes, 15 de Enero de 2018 00:43

Las mansiones de San Fernando. En Sarmiento 1427, San Fernando, se encuentra una construcción de estilo renacimiento alemán, el palacio Ottamendi.

El edificio posee torre almenada, escudos alusivos y, hacia ambos lados de la puerta central, el espacio para colocar las armas de defensa. Hay que recordar que fue construido en 1884, época en que se portaban armas.

Por una escalera de mármol de Carrara biselado y después de atravesar una galería cubierta en forma de marquesina, se llega al vestíbulo principal. Además de la belleza de su piso de venecita italiana, se puede apreciar un gran mural de cerámica de Delf. Al finalizar este recibidor, está la capilla familiar, con una reja de estilo que cierra el altar mayor, decorado con imaginería francesa e italiana.

A los fondos del palacio se halla otro edificio de dos plantas que mantiene el mismo patrón decorativo. Allí estaban las cocheras además de ser la vivienda del personal de servicio.

A principios del siglo 20, esta mansión tenía un tren que circulaba por el amplio jardín hasta las cocheras. Según dicen, la niña del matrimonio Ottamendi, que falleció a la edad de 15 años, se desplazaba en él como parte de sus juegos.

Dada la prematura muerte de la joven Estela Matilde Ottamendi y la posterior muerte de su madre dos años después, por la gran tristeza que sufrió, el Sr. Ottamendi donó a una sociedad de beneficencia la mansión. A partir de ese momento va pasando por distintas manos relacionadas con la iglesia y la aristocracia porteña y sanfernandina.

En este palacio vivió la hija del creador de la Bandera Nacional, por eso se lo conoce como palacio Belgrano.

Lamentablemente, después de estar mucho tiempo abandonado, este tesoro arquitectónico acaba de sufrir un incendio que, obviamente, lo destruyó aún más. Esperamos que alguien reaccione y lo rescate para que pueda ser usado por toda la ciudadanía, ya que al pueblo de San Fernando le vendría muy bien tener otro museo y espacio cultural.


Fuente: Carleo, Roberto César. Un posible recorrido por mi pueblo.