Inicio Suplemento Sobremarea MAREA, Arte en Movimiento
MAREA, Arte en Movimiento PDF Imprimir Correo
Escrito por Mónica Carinchi   
Miércoles, 27 de Diciembre de 2017 16:00

Movida de arte multidisciplinaria. Conformada por 8 artistas tigrenses, esta agrupación presenta todos los meses una muestra colectiva, en la cual, además, participan artistas invitados. Hasta el 20 de este mes es posible ver la muestra actual y, a partir del 24, ya hay nuevas obras. Están en Docks del Puerto, Guareschi 22, la última dársena del Puerto de Frutos.

 

Cuando la marea llega, todo el mundo se pone en movimiento. Te toca un poco, mucho, te salpica; entra por la ventana o se filtra por los zócalos. Nadie permanece indiferente. Porque son artistas tigrenses, no levantan un muro contra la marea: la conducen, se dejan hamacar, la pilotean, están en movimiento.

“Somos como el agua, no nos quedamos quietos nunca, generamos movidas de arte multidisciplinarias”, dijo Felipe Lucas, uno de los ocho integrantes de MAREA, Arte en Movimiento.

Desde el mes de septiembre, esta agrupación de artistas plásticos tiene un espacio/galería/taller en Docks del Puerto, centro comercial a cielo abierto, ubicado en la última dársena del puerto de Tigre. Allí, después de apreciar las típicas chatas que atraviesan los ríos del Delta del Paraná, podés subir al primer piso de este shoping veraniego para apreciar las obras de artistas plásticos locales y, también, de artistas invitados. Una vez al mes se renueva la propuesta y, en cada ocasión, se arma un festival con música, perfomance, danza y toda la onda que genera la alegría de compartir y tender lazos de amistad.

 

Un recorrido por la muestra

“Me interesa lo espiritual, la conexión de lo humano con la naturaleza”. Así explica Felipe Lucas algunos aspectos de su obra.

Acostumbrado a pintar murales, se siente cómodo con las grandes dimensiones. En sus pinturas aparece el agua, árboles que nos invitan a conocer otras dimensiones, figuras amables como duendecitos y otras que muestran garras. “Para mí lo importante es que la gente sienta algo con mi obra. Cualquier cosa (positiva o negativa), pero que conecte”. Lo consigue.

En el centro del espacioso salón, la escultura Ignoto, de Nicolás Gaddi, interroga al visitante.

De figuras realistas de animales, Nicolás pasó al trabajo simbólico: en Ignoto ensambla metal y madera, un barco y un pez, la agonía del objeto y el animal, que son usados y cruelmente desechados.

“Hay gente que tiene la costumbre de pescar y deja al pez agonizando, no lo van a comer, entonces podrían devolverlo al agua”. El ojo vacío del pez y su boca abierta interpelan a todos: ¿por qué?

“Cuando un barco está roto, hundido, da lástima”. Esta es la otra parte de su obra: ese barco que ya no navegará. Pero algo de él se puede rescatar: “Mi idea es recuperar pedazos de  barcos para hacer obra”. Los náufragos del mundo estarán esperando.

En una tela de 2x3 metros, Matías Almenares captura la mirada con unas botas militares que invaden lo que a uno se le ocurra (todo?); en el fondo, la señal de ajuste de los viejos televisores. “Lo único que puede sostener el ajuste son las botas”. La pintura se llama Señal de ajuste.

Matías también expone esculturas: una de hierro y cemento, pesada física y simbólicamente; otra, hecha en ramas de sauce y cintas de papel coloreadas, se puede levantar con una manito, aun así, hay que observarla bien.

Exponen también los otros cinco integrantes de MAREA y unos cuantos invitados. Arte textil, collage, fotografías provocan al espectador.

Esta propuesta baja el 20 de noviembre y el 24 ya se inaugura la última del año. Mantenete atento, entrá al Facebook y no te pierdas ni la próxima ni ninguna de estas muestras.

 

Foto: Los integrantes de Marea, de izquierda a derecha: Matías Almenares, Wenceslao Lettinich, Laura Sorribes, Nicolás Gaddi, Milagros Pasman, Felipe Lucas, Lucía Argüello, Bruno Prin.