Inicio Municipio Tigre El Concejo Deliberante de Tigre aprobó el presupuesto para 2018
El Concejo Deliberante de Tigre aprobó el presupuesto para 2018 PDF Imprimir Correo
Escrito por Actualidad   
Sábado, 09 de Diciembre de 2017 01:30

Será de $6.845 millones, $480.882.804 menos que este año (Se aprobó $7.326.494.750 para el 2017). El 69% provendrá de recursos municipales, mientras que el 28% se obtendrá de fondos provinciales y el 3% restante de fondos nacionales. La sanción se consiguió con 19 votos positivos de los concejales del bloque del Frente Renovador, de Cambiemos y de Peronismo para la Victoria. Hubo 4 abstenciones y 1 ausente de Unidad Ciudadana. Repercusiones del oficialismo y la oposición.

 

El Concejo Deliberante de Tigre aprobó el presupuesto para el ejercicio financiero 2018, que prevé una suma de $6.845 millones para las diferentes áreas del municipio. El 69% de esa partida ($ 4.734 millones) provendrá de recursos municipales, mientras que un 28% ($ 1.896 millones) tendrá su origen de fondos provinciales, y el 3% restante ($ 225 millones) se obtendrán de fondos nacionales.

La aprobación contó con el apoyo de 19 votos positivos por parte de los concejales del bloque del Frente Renovador, de Cambiemos y de Peronismo para la Victoria. Hubo 4 abstenciones y 1 ausente (Roxana López) de Unidad Ciudadana.

Vale decir que el presupuesto 2017 osciló en $7.326.494.750 (había aumentado un 127% con respecto al presupuesto 2016), o sea, fue superior en $480.882.804 al aprobado recientemente para el ejercicio 2018.

Las áreas del Municipio que recibirán el mayor porcentaje de recursos son las relacionadas con servicios públicos, salud, infraestructura y seguridad.

La Secretaría de Servicios Públicos dispondrá de $2.411.072.955 (1700 millones de pesos en el 2017) que será utilizado para la extensión de red de gas natural en distintos barrios del partido, implementación del plan de bacheo y la instalación de rampas para discapacitados según las necesidades relevadas por las delegaciones, entre otros.

La Secretaría de Política Sanitaria y Desarrollo Humano recibirá $1.427.016.201 (1.500 millones en el 2017), los cuales se prevé fortalecer el funcionamiento del nuevo hospital municipal, la adquisición de nuevos móviles sanitarios y ambulancias, más la compra de nuevos equipamientos para distintos centros de salud.

Por su parte, Inversión Pública tendrá un presupuesto menor a la mitad de $959.942.125 (2.600 millones de pesos en el 2017) con una prioridad en obras cloacales en distintos lugares del partido; se continuará con obras de desagües pluviales en las distintas localidades, construcción de pavimentos vecinales, construcción y reparación de accesos, obras complementarias en polideportivos, se continuarán las obras de mejoras habitacionales y la construcción de viviendas, entre otros.

Mientras que la Secretaría de Protección Ciudadana tendrá una partida de $493.211.956, que será destinada a la implementación de cámaras de alta definición y reconocimientos de patentes, mejoramiento en el sistema de alerta temprana para siniestros, instalación de nuevas cámaras de video de seguridad y la instalación de botones antipánico domiciliario para los contribuyentes de Tigre.

Otra secretaría como la de Turismo, Cultura y Deporte, contará con un importe de $391.205.811 para las diversas actividades, mientras que el área de Desarrollo Económico y Control Urbano recibirá una cifra de $111.571.827.

Cabe destacar que previo a la Sesión del Presupuesto 2018, se aprobó por mayoría de votos la ordenanza fiscal e impositiva, con 20 votos a favor y 3 abstenciones.

 

Zamora: “Hay que trabajar mucho más en los servicios públicos”

Respecto a Servicios Públicos y Conservación de Infraestructura, que contará con el 35,22% del presupuesto, la partida más grande dispuesta por el Ejecutivo, deja abierto el interrogante si tomaron conciencia o no, que invertir más en la calle es una asignatura pendiente hasta ahora. El Intendente Julio Zamora dijo: “Hay que trabajar mucho más en los servicios públicos y tiene que ver con la labor diaria donde van surgiendo situaciones que implican cambios de partida, por ejemplo, en la cuestión alimentaria donde tuvimos que duplicar los recursos para atender a los vecinos, hemos apoyado a clubes de barrio que no podían pagar la luz ni el gas, y esto genera corrimiento en las partidas que provoca un impacto en los servicios municipales”.

El presupuesto 2018 decreció y tiene que ver con los pocos recursos provenientes del Estado nacional. En este caso, Zamora comentó: “El presupuesto decreció porque teníamos una partida de más 1000 millones de pesos para obras públicas comprometidas por el Estado nacional y no se cumplieron; entonces esas obras públicas no las contamos”.

Por otro lado, la Presidente del Concejo Deliberante, Dra. Alejandra Nardi, concluido el tratamiento del presupuesto, expresó ante los medios de comunicación: “Tuvimos una importante sesión porque el presupuesto tiene una mirada social, apuntando hacia los que menos tienen pero siempre pujante y pensando en el crecimiento de Tigre”; y agregó: “Creemos que hay que trabajar fuerte y esperamos también hacerlo con la Provincia y la Nación en muchas necesidades que tiene el Municipio, pero a veces con los presupuestos municipales no alcanzan”.

Mientras que el presidente del Bloque del Frente Renovador, Rodrigo Molinos, añadió: “Se aprobó un presupuesto importante que sin dudas va a contemplar muchas obras y áreas muy destacadas. Esto significa que año tras año se van incrementando servicios, diversos planes y programas que tienen un beneficio claro para mejorar la calidad de vida de los vecinos. Sigue siendo histórico por la magnitud del monto volcado para la comunidad, teniendo en cuenta el incumplimiento por parte del Estado nacional y provincial en más de 1400 millones de pesos con respecto al presupuesto correspondiente al año 2017”.

 

Cambiemos votó afirmativamente en general, y en particular, votó en negativo algunos puntos

“Acompañamos en general tanto las ordenanzas fiscal, impositiva y el presupuesto 2018; pero votamos en negativa algunos artículos de las mismas”, señaló el concejal Ricardo Edward, del bloque Cambiemos. “Entendemos que estas ordenanzas son una herramienta fundamental para el ejecutivo municipal, y desde Cambiemos no buscamos poner palos en la rueda, pero si marcar nuestras diferencias”. Para ello, cito un ejemplo: “Como el artículo 9 de la Ordenanza Fiscal que ya venimos rechazando, pidiendo su modificación desde el ejercicio anterior. Se refiere a la exigibilidad de estar libres de deudas para gestionar trámites frente al municipio. Supongamos que un vecino que trabaja con su auto como remis y debe renovar su registro, el municipio puede negarle la renovación porque tiene deudas en lo que sería el ABL, la tasa municipal. Si no le renueva el registro, no puede manejar, si no puede manejar no factura, y si no tiene esos ingresos se le dificulta juntarla para pagar la tasa municipal. También rechazamos la tasa vial, que se paga en todas las estaciones de servicio del partido cuando se carga nafta o gas oil. Creemos que esta tasa se debería eliminar; y en lo que se refiere a las tasas conocidas como ambientales, no vemos una adecuada contraprestación por las mismas”.

“Otro tema que votamos en forma negativa, es la delegación al ejecutivo municipal de hacer por sí ampliaciones, modificaciones o reasignaciones de partidas presupuestarias. Es decir, cuál es el objetivo de aprobar estas ordenanzas vía HCD si después el ejecutivo puede modificar a su antojo y sin limitaciones”, argumentó Edward.

“En cuanto al presupuesto de gastos para el 2018, hemos marcado algunas cuestiones como por ejemplo la menor partida destinada a la secretaría de política sanitaria. En el sentido contrario vemos un incremento de más de 100 millones a la secretaría de protección ciudadana. Y en los anexos del presupuesto, hemos marcado algunos gastos presupuestados que nos han llamado la atención por distintos motivos y esperamos corrijan en su ejecución”, concluyó el edil.

Su compañera de bloque, Ana Fernández Costa, agregó más datos: “Nosotros partimos desde la reforma que intenta hacer el gobierno nacional y el acuerdo con las provincias. Se trata que los municipios bajen en lo que más se pueda la carga fiscal sobre los vecinos y en base a eso, lo que vimos ahora y en periodos anteriores, es que la carga hacia los vecinos puede llegar hasta un 25% de aumento en las tasas de ABL, pero si uno hace un prorrateo del año pasado sobre lo que se calcula recaudar en conceptos de tasas, la realidad llega al 32%”.

“A esto hay que sumarle lo que paga el vecino en distintas tasas”, aclaró Costa. “La tasa vial es algo que votamos en forma negativa, son 20 centavos por litro de combustible pero ahora tienen autorización de subirlo a 25. La justificación es mejorar los caminos, pero uno de los problemas que tenemos en Tigre son los asfaltos vecinales, terriblemente viejos, con pozos, los arreglos de bacheos que allí se hacen son peores que los pozos mismos. Hablando con funcionarios del área, dicen que no está previsto nuevos asfaltos, entonces uno se pregunta, dónde va ese dinero”.

Respecto a energía eléctrica y servicios, según Costa, se pagaría dos veces lo mismo. “Hay 45 pesos que se cobran en concepto del servicio de Edenor, pero en paralelo, ya se cobra lo mismo en la tasa de ABL municipal, o sea, pagamos dos veces lo mismo en dos boletas distintas. En la boleta de gas se está pagando un 6% con destino al municipio y uno se pregunta, cuál es la contraprestación que se hace con esa recaudación. También tenemos una tasa ambiental sobre la compra de bebidas en envases pet, los pañales, pero no tenemos una protección ambiental, sí tenemos diez basurales a cielo abierto, entonces nos preguntamos, dónde está esa protección del medio ambiente”.

 

El bloque Unidad Ciudadana se abstuvo de votar y dieron sus motivos

Martín Gianella, concejal del Bloque Unidad Ciudadana, ofreció detalles del por qué se abstuvieron de votar el presupuesto elevado por el Ejecutivo municipal: “Nosotros vemos que este expediente es semejante a los últimos años, donde se cobran tasas que no estamos de acuerdo, como la vial, la ambiental y, entendemos que un 25% de aumento en las tasas, está por encima de la inflación pautada por el gobierno nacional. Sobre el presupuesto entendemos que es de ajuste, donde se ve ausencia desde el gobierno nacional, que ha bajado a cifras realmente insignificantes. Las obras que estaban presupuestadas para el 2016 no las cumplieron y además, el convenio con Aysa que se había festejado con bombos y platillos de parte del intendente en el 2016, tampoco se cumplió y seguimos con deficiencia en materia de cloacas y agua potable”.

A la hora de destacar lo que más le preocupa al bloque de UC, Gianella precisó: “Vemos preocupación en inversión pública; en servicios públicos hay financiamiento para cubrir la inflación, pero en obras públicas, vemos un municipio muy parado, por ejemplo, comparado con el Municipio de San Fernando, que sí, tiene mucha obra pública. En el área de economía, el presupuesto avanzó mucho, cerca de 300 millones de pesos, pero consideramos que ese dinero estaría mejor invertido en llevar obra pública según el fallo de la justicia. Al municipio se le exigió llevar adelante en el barrio Alte. Brown (Garrote), los servicios esenciales como los desagues fluviales, las cloacas, agua potable y limpieza; y no lo hicieron”.