Inicio Policiales Un agente municipal fue abatido cumpliendo funciones preventivas
Un agente municipal fue abatido cumpliendo funciones preventivas PDF Imprimir Correo
Escrito por Actualidad   
Miércoles, 30 de Agosto de 2017 04:26

La noche del domingo 27 de agosto, el chofer del móvil de la Secretaría de Protección Ciudadana de San Fernando, Miguel Ángel Gómez (28 años), fue asesinado luego de acudir a Gral. Pinto al 1400, tras un llamado al 911 advirtiendo la dudosa presencia de cuatro personas. El principal sospechoso del hecho, tiene 22 años y es hijo de una trabajadora municipal.

 

Miguel Ángel Gómez (28 años), chofer de un móvil de la Secretaría de Protección Ciudadana de San Fernando, fue abatido la noche del domingo 27 de agosto, en cumplimiento de sus funciones, luego de acudir a Gral. Pinto al 1400, tras un llamado a la línea de emergencias 911 advirtiendo sobre la presencia en una actitud sospechosa de cuatro personas.

La Patrulla que conducía Gómez fue la primera en arribar al lugar. Abordo del móvil, lo acompañaba un efectivo de la Bonaerense. Ante el llamado del oficial policial para identificarlos, uno de los sujetos – sin mediar palabra – desenfundó su arma y comenzó a disparar contra la patrulla, impactando en la parte superior de la zona pectoral del agente municipal, quien había descendido del auto para asistir a su compañero policía. Producto de la herida, Gómez fallece mientras era trasladado al Hospital ‘Petrona V. de Cordero’ de San Fernando.

Desde la Comuna informaron que Gómez portaba su chaleco antibalas pero la bala ingresó por un área descubierta cercana al cuello provocándole su muerte.

 

Las capturas

Tras intensas investigaciones a cargo de los fiscales Alejandro Musso, el Crio. Insp. Walter Pérez, SubDDi a/c Crio Lucas Borge, las comisarías 1era y 4ta de San Fernando y demás fuerzas de seguridad locales y zonales, haciendo uso de los registros fílmicos de las cámaras de seguridad del municipio que captaron los movimientos de los sospechosos, además de filmaciones de particulares y declaraciones de testigos, comenzó la intensa búsqueda.

Los primeros detenidos fueron Gustavo Alberto Sánchez Rivas, joven de 21 años, Celeste Belén Bordón (20 años) y Sofía Díaz (18), quienes estaban escondidos en una vivienda ubicada en Sarratea y Ruta 202. Sus aprehensiones tuvieron lugar a las 20.45 horas.

Quien sería el autor material del asesinato es Julián Rojas, de 22 años (posee antecedentes penales). Tras arduas tareas investigativas, se determinó que el imputado se iba a encontrar en la localidad Grand Bourg con un amigo para recibir dinero y fugarse a otra provincia, pero finalmente fue hallado y arrestado en José C. Paz.

La madre del presunto asesino, también es trabajadora municipal y está al frente de una de las murgas que tiene la ciudad. “Está destrozada, siente vergüenza por lo que hizo su hijo. Hizo de todo para que salga adelante y se entera de esto”, comentó una fuente cercana.

En la vivienda donde residía Rojas, en Virreyes, la policía secuestró dos armas: un revolver calibre 44 y una escopeta.

Las cámaras de seguridad municipales registraron los movimientos previos y posteriores al ataque a Gómez, lo que posibilitó la reconstrucción del hecho y ayudó en la investigación para dar con los mismos. En los registros fílmicos se ve como las personas se encontraban juntas antes del ataque y luego se separan para tomar diferentes direcciones a los efectos de distraer al personal de seguridad.

El secretario de Gobierno del Municipio, Luis Freitas, manifestó que “la lucha contra la delincuencia y la inseguridad nos muestra la crueldad y dureza con la que golpea, en este caso llevándose a un empleado de nuestro municipio; un gran hombre, trabajador, y padre de dos hijas. Seguiremos esforzándonos, no bajaremos los brazos para que esta caída no sea en vano”.

“Como a su familia – agregó Freitas -, esta pérdida nos duele profundamente. Sus compañeros de trabajo y sus superiores directos están emocionalmente afectados. A todos nos duele. Estamos trabajando particularmente con sus seres queridos, asistiéndolos profesionalmente y ayudando a que este difícil momento pueda de alguna manera ser superado”.

El Municipio decretó 3 días de duelo debido a la pérdida irreparable del hombre que formaba parte de la Dirección General de Patrullas. Se izarán a media asta las banderas de San Fernando, la Provincia de Buenos Aires y Argentina en todas las dependencias y establecimientos de la Comuna.

 

Rojas – integrante de la barra brava del club Tigre – posee antecedentes y figura en los registros penitenciarios con el apellido Guipponi. A partir de las imágenes, un testigo identificó a una de las chicas que se hallaba con el autor de los disparos. Los investigadores analizaron el muro y contactos de la red social Facebook de la joven y así, se llegó al principal sospechoso, al que identificaron como Julián Rojas. “Quedó claro que tanto las dos chicas como el joven que acompañaban al imputado no tuvieron nada que ver con el crimen. Rojas estaba armado sin que ellos lo supieran”, explicó una fuente judicial.

Las chicas contaron que habían conocido a los dos jóvenes por Facebook y esa noche habían acordado una salida al río. Julián Rojas tiene antecedentes penales por drogas, estuvo preso y ahora quedó a disposición de la justicia, por la tentativa de homicidio en el caso del policía y el homicidio del trabajador municipal Julio Gómez.