Inicio Instituciones Con la camiseta puesta
Con la camiseta puesta PDF Imprimir Correo
Escrito por Marcelo Díaz y Mónica Carinchi / Redacción: Mónica Carinchi   
Sábado, 19 de Agosto de 2017 21:29

Nueva dirección para el Hospital Provincial de Pacheco. A la cabeza del directorio, el Dr. Hugo Gass expuso a este medio sus propuestas para transformar el hospital y las acciones ya realizadas. Mejoras edilicias, cambios culturales, reubicación de personal. Diálogo con todos los sindicatos para evitar conflictos. Visita de cortesía con el intendente Zamora.

 

Después de haberse negado a aceptar en dos oportunidades la dirección del Hospital Provincial de Pacheco, el Dr. Hugo Gass dijo que sí a la tercera, por lo tanto desde inicios de julio encabeza la Dirección de dicho nosocomio.

“La última vez pensé que podía canalizar mis críticas de manera más activa, entonces acepté el desafío. Me acompañan tres directores que tienen la misma pasión que yo por el hospital. Hemos logrado en 21 días un cambio fundamental, percibido por todos. Hay 1200 trabajadores y un consenso del 100% de que el hospital está cambiando”, expresó el Dr. Gass, para quien esto es posible dado que todos los directores son médicos del hospital, no funcionarios que aterrizan en la institución. Para rematar su entusiasmo, dijo: “Todos queremos poner el hospital al servicio de la comunidad y que sea el mejor de la provincia, que la gente quiera venir a atenderse acá, no porque no tiene más remedio, sino porque éste es el mejor lugar”.

El nuevo director se propone un cambio cultural que se refleje en el trato al paciente: “Queremos que los médicos de guardia incorporen el hábito de salir y preguntar ‘señora, ¿está atendida?’. Una mano puesta en el hombro es mejor que un analgésico”. La capacitación en atención abarca desde “la mucama más baja hasta el jefe de servicio”; además de apuntar a la forma de relacionarse con los pacientes en las situaciones habituales, también se incorporó “un decálogo de violencia en la guardia; no se discute con el paciente, si agrede: policía, 911, denuncia a la comisaría”.

También se aspira a la rapidez administrativa y al confort. “Acabamos de habilitar turnos telefónicos, sacamos las ventanillas centrales y cada servicio maneja su grilla”.

Además de pintar las instalaciones, se arreglarán los equipos de aire acondicionado. “Me cuesta ponerme en el lugar de una persona que estuvo 5 años y no percibió que el aire acondicionado no funcionaba. Nosotros atacamos 3 puntos: poner en condiciones la planta de tratamiento de efluentes que está a un kilómetro, aunque me digan que eso no es propaganda porque está bajo tierra; en segundo lugar, poner en valor el hospital para que la gente esté en un lugar agradable; por último, los equipos de aire acondicionado. Estos son los 3 objetivos que nos propusimos para los próximos 30 días”.

 

Código de barras para facturar

En la provincia de Buenos Aires hay 79 hospitales, algunos son de autogestión, es decir que forman parte del Sistema de Atención Médica Organizada (SAMO). Esto significa que se factura a las obras sociales la atención hospitalaria.

“Ese dinero es 50% para el hospital, el 40% se reparte mensualmente entre todos los trabajadores y el 10% va a un fondo del ministerio. Yo no sé si esto es bueno o malo, para mí sería mejor que el Estado se haga cargo, pero la realidad es que en este momento todo el mundo tiene cobertura, entonces por qué no nos van a pagar a nosotros?”.

Otra de las tareas actuales es, entonces, “concientizar a todo el personal para que registren a cada paciente”. Para esto habrá, en el círculo de la recepción, una empleada administrativa las 24 horas que registrará a los pacientes en una computadora. “Se les dará una tarjeta con un código de barras y cada vez que venga a atenderse a cualquier servicio, quedará registrado y se facturará a la obra social”.

 

Falta confort

Si bien el Dr. Gass informó que el recupero de la facturación es del 100%, es evidente que eso no es suficiente para solventar todos los gastos de una institución que pretende ser la mejor de toda la provincia.

¿Recibe el hospital todos los recursos necesarios? – “El Estado provincial tiene en claro qué es lo que quiere de los hospitales y defiende la salud pública. Defiende el uso racional de los recursos. Monitorea todos los hospitales, por más recursos que uno les pida, ellos primero analizan qué produce el hospital y da los recursos en relación a eso. Nosotros manejamos un presupuesto que creemos que es suficiente. Para lo más lindo necesitamos un plus, por eso estamos entusiasmando a un grupo de vecinos para que armen una asociación civil para recaudar fondos en serio. Ninguna de las empresas radicadas en Tigre colabora con el hospital. La cooperadora tiene muy poco ingenio para recaudar, trae todo lo que recauda, pero son monedas que no alcanzan para nada”.

Para la mayoría de la gente, este hospital estaba saturado, funcionaba mal, no había insumos – “Esto es inexacto. Al hospital no le falta nada, todos los insumos los provee el Ministerio”.

El Dr. Gass sostuvo que todo lo que se publica por las redes sociales es de crítica fácil y se escuda en el anonimato; él se encarga de responder cada uno de esos agravios. Por otro lado, reconoció que el hospital tiene un problema serio: “Tigre tiene 400 mil habitantes, necesitaríamos 400 camas y hay 150. El hospital es inextensible. Si llega un paciente de Galeno con fractura de tibia y peroné, yo podría internarlo, operarlo y facturarle a Galeno, pero le sacaría la cama a quien no tiene cobertura y no lo vamos a hacer”.

Sobre la hotelería, señaló: “Es buena. Si el hospital tiene los mejores recursos humanos, lo único que nos falta es el confort”.

 

Reconvertir puestos de trabajo

Los cambios también apuntan a la reconversión de puestos de trabajo del personal no profesional. “Hemos sacado gente de algunos lugares, pero antes de mover a alguien, preguntamos a qué sindicato está afiliado. Llamamos al sindicato y les avisamos que vamos a mover a un trabajador porque creemos que es inútil donde está y que será útil en otro lugar, con esto evitamos conflictos”. Luego aclaró: “Somos inflexibles con nuestras decisiones, salvo que nos demuestren que estamos equivocados. Queremos que la gente se sienta cómoda en su trabajo”. En este sentido destacó que todos se han puesto “la camiseta del hospital”, pues la nueva dirección recuperó “la dignidad de los trabajadores”.

Asegurando que no defienden ninguna corporación, el entrevistado enfatizó: “Somos dialoguistas y firmes en nuestras convicciones. Queremos transparencia, legalidad y honestidad. Los cuatro directores tenemos la misma filosofía, los cuatro tenemos firmada la renuncia y a la primera denuncia formal que haya, se le da curso”.

 

Médicos suficientes

Aunque permanentemente se escucha que en la provincia de Buenos Aires existen muchos puestos médicos sin cubrir, el Dr. Gass sostuvo que en el hospital de Pacheco “hay médicos suficientes”, aunque también reconoció que hay áreas que tienen días críticos, siendo la guardia una de ellas.

“Pedí que se ordenen los hospitales de la 5° zona y que nos enseñen solidaridad”, en referencia a la obligación que tienen los médicos a atender a todos los pacientes, aunque lleguen de distritos alejados. “No me tienen que llamar para avisarme que van a derivar a un paciente a la guardia de este hospital. Estamos para eso, pero no lo entienden así todos los directores y si lo entienden, no lo transmiten a los médicos”.

Sobre el servicio de pediatría informó que el Hospital cuenta con pediatra las 24 horas del día.

En cuanto a la relación con la CICOOP, precisó que se reúnen todos los días: “El sindicato reclama salarios y ya le explicamos que no depende de nosotros. Los salarios son bajos, pero no está en nosotros modificarlos”.

Gass lamentó que la CICOOP sólo reclame salarios, pues para él eso es muy pobre; asimismo les solicitó que no hagan paros que “no tienen sentido porque nadie se entera, porque el ministro está en La Plata que queda a dos horas de viaje de Tigre”.

Destacó algo que es irrefutable: el hospital forma profesionales. “Acá la gente viene a capacitarse. Tenemos residentes de todas las especialidades, tenemos alumnos de la UBA. Todos tienen un referente para aprender. ¿Cuánto cuesta capacitar a un profesional? El que trabaja en la Trinidad, está solo”.

Aportó un dato curioso: “El hospital tiene un plus que no tiene el Municipio, el hospital (provincial) tiene salario familiar, vacaciones, aguinaldo, en cambio en el Municipio, el médico debe facturar como monotributista, no tiene carrera hospitalaria y lo pueden despedir en cualquier momento”.

 

Visita de cortesía

Por cuestión de buenos modales, a poco de asumir su función directiva, Hugo Gass pidió una entrevista con el intendente Zamora. La respuesta demoró “más de lo esperable”, pero finalmente el encuentro se produjo; estuvieron presentes el intendente, el secretario de gobierno y el subsecretario de salud y los cuatro directores del hospital.

“Yo estaba informado de que, en cada acto, el intendente le pedía a la gobernadora que le traspase al Municipio el hospital de Pacheco por su mal funcionamiento, pero en la reunión no dijo una sola palabra de eso”.

Dado que tanto el Municipio como la Provincia ofrecen a los vecinos un servicio de salud, Gass insistió en que ambos “deben trabajar en sintonía porque el objetivo es el vecino, pero lo que surge es la competencia”; sin embargo, como los cuatro directores del hospital están de acuerdo en que las relaciones deben ser viables, entonces no se prestan “al jueguito de la tribuna”. Por esto Gass recalcó: “Entiendo que estamos en campaña, pero no tuvo cara (el intendente) para decirlo delante nuestro, lo dijo en los portales, en los actos. En realidad, estaríamos nosotros en condiciones de pedirle al Municipio todos los centros de salud o el hospital viejo para aumentar las camas”.

En el amistoso encuentro surgió el tema de la atención a las parturientas: “Le dije que le estamos resolviendo el problema de la maternidad porque ellos no tienen alto riesgo materno, o sea que atienden sólo el parto normal. La terapia intensiva neonatológica también la tenemos nosotros; tampoco tienen pediatra, entonces la pediatría también la hacemos nosotros. Pero esto no se lo endilgué al intendente, le dije que tenemos que trabajar en conjunto, porque nosotros no preguntamos de dónde viene la gente, atendemos a todo habitante del país y del extranjero, la Constitución dice que nosotros atendemos a todos, en cambio el Municipio atiende sólo a los tigrenses”.

Según Gass, el intendente le preguntó qué necesita el hospital: “No necesitamos nada. Sólo le pedimos el vínculo entre Municipio y hospital y que no creen rispideces. No necesitamos plata, ni insumos; necesitamos vínculo personal, relaciones humanas, no necesitamos plata de nadie, es obligación del gobierno provincial proveernos todo lo que necesitamos. No somos mendigos, por eso no le pedimos a Alba que nos dé pintura”.

Inevitablemente surgió el tema del viejo hospital de Tigre, cuya apertura vienen reclamando los vecinos, muy especialmente los isleños. “Con el traslado, perdimos 50 camas. Yo dije que harían un emprendimiento inmobiliario. Me equivoqué a medias. Nunca fue hospital, nunca fue maternidad, era una sala de guardia, un centro de salud un poquito complejo. ¿Qué hace el Municipio? Todo lo que le da dinero, terceriza servicios y cobra cánones: centro de imágenes Don Torcuato, hospital odontológico, hospital oftalmológico. Los vecinos quieren un hospital donde estuvo el viejo, no lo van a tener, porque el Municipio no puede ni siquiera hacerse cargo de la maternidad, no tiene presupuesto. Además no debería, al estar el hospital provincial, podría hacerse en el viejo edificio un anexo, se podría poner una especialidad, pero de la provincia”.

El Dr. Alejandro Martínez, incorporado casi en el final de la entrevista, agregó: “Cuando se produjo el traspaso, Ubieto primero y Massa después, dijeron que iban a hacer el hospital general para los tigrenses. Fue dicho por ellos, nunca lo abrieron. Después construyeron otro hospital que también iba a ser general y no lo fue, es la maternidad. Es decir que, lo que queda claro, es que lo prometido nunca lo hicieron. Lo llamativo es que ahora Zamora pide a la provincia el manejo del hospital provincial, cuando lo primero que le tendríamos que preguntar es por qué no hacen lo que prometieron. Que abran el hospital municipal, para qué quieren manejar este?”. La pregunta está hecha.

En relación al tema, Gass concluyó: “Al intendente no le preguntamos qué piensan hacer con el hospital viejo porque hicimos una visita de cortesía, además está en campaña y puede ser que prometa algo que después no cumpla”.

 

Cobertura Universal de Salud

Sobre la propuesta macrista de una cobertura de salud para los más pobres, ambos directores aseguraron que en el Ministerio de Salud no les han informado nada al respecto. “El hospital no cobra nada, no debe cobrar. Mientras nosotros estemos acá, no cobra nada. No recogimos en el Ministerio de Salud la intencionalidad de privatizar la salud. Todo lo contrario, están reforzando la salud pública, están poniendo en valor los hospitales”, comentó Gass.

Por su parte el Dr. Martínez señaló: “Nosotros atendemos al que tiene obra social, al que no tiene, al que pertenezca a la CUS, para nosotros es un paciente más. No tenemos información y no va a repercutir en nosotros”.

 

Chau Barreda

Con 456 días de alta médica, el ciudadano Ricardo Barreda – cuádruple femicida de La Plata - continuaba ocupando una cama en el Hospital de Pacheco porque estaba cómodo. “Todos los directores pensamos que era una cuestión moral”, dijo Gass, “llamamos a Pami para que se hiciera cargo, no lo querían aceptar en ningún lado por portador de apellido, pero nosotros recogimos sus pertenencias, pusimos todo en una ambulancia y chau”.

Según parece, el ex paciente tenía un vínculo muy fuerte con el hospital, tanto que al día siguiente de su traslado, volvió, por lo cual, para evitar jugarretas, el Dr. Gass dio la orden de que no lo dejen ingresar. “Siguió viniendo, se sienta en un bar; algunos vecinos, al reconocerlo, le dan la mano. Es una personalidad muy psicopática”.

 

Bullrich

Después de las declaraciones televisivas del candidato a senador del oficialismo, sí, esas en las que Esteban Bullrich, ya que de él se trata, dijo que el Estado provincial tiene en total abandono los hospitales y puso como ejemplo el hospital de Pacheco, el Dr. Gass sostuvo que “algún diablo metió la cola” y que, si se prestó a algún jueguito, él lo sacaría de la candidatura.

Teniendo como fondo la foto de su padre en el Senado de la Nación y también la de Raúl Alfonsín, el Dr. Gass conversó amablemente con este medio, tomó mate (él solo) y dio por finalizada la reunión cuando una de las Directoras ingresó a la oficina para avisar que estaba llegando la pintura. Esperamos, entonces, que en la próxima entrevista, el hospital luzca efectivamente embellecido.


Massa opinó sobre el Hospital de Pacheco

Sobre la asunción del Dr. Hugo Gass, el Diputado Nacional Sergio Massa declaró: “En lo personal, tengo la mejor de las opiniones, lamento que hayan hecho una presentación política como si fuera un botín de guerra. Ahora, me parece bueno que, si se hicieron cargo políticamente, se hagan cargo de poner las ambulancias que hoy las pone el SET, de tener los insumos que hoy los está pagando el municipio, de atender las guardias, hoy vas a las 4 de la madrugada y tenés 20 tipos en la cola y no atienden más a nadie; sería bueno también, poner un cartel diciendo que este hospital, que anda muy mal, es responsabilidad de la gobernadora Vidal. El hospital de Pacheco, desgraciadamente, es una de las pocas cosas que tiene la provincia en el municipio de Tigre y es de las pocas cosas que anda mal porque precisamente no las gestiona un intendente como Zamora”.

 

Foto: Dr. Hugo Gass, junto a los Directores Asociados Dra. Alejandra Casttes, Dra. Alejandra Rava