Inicio Suplemento Sobremarea Pensar para una sociedad más justa
Pensar para una sociedad más justa PDF Imprimir Correo
Escrito por Mónica Carinchi   
Jueves, 03 de Agosto de 2017 13:51

Reflexiones para lograr el bien común. El vecino de Benavídez, Juan Leiva, presentó su primer libro en la última Feria del Libro. Con un lenguaje sencillo y en sólo 6 capítulos, el autor intenta que sus lectores reflexionen sobre el pasado y el futuro de la humanidad.

 

El contacto directo con la Naturaleza sensibiliza a las personas y Juan Leiva es un ejemplo de esta afirmación. Oriundo de Tucumán, Juan caminó sobre la tierra con sus pies descalzos, se asombró con el trinar de las aves y admiró la belleza de los atardeceres. Esta relación directa con la Madre Tierra se vio cortada cuando se mudó con su familia al Gran Buenos Aires, donde estudió, trabajó, se casó y participó activamente en la vida cívica, siendo entre 1983 y 1987 concejal tigrense por la UCR. Ya jubilado, su curiosidad lo llevó a leer incansablemente y, fruto de lecturas y reflexiones personales, en noviembre del año pasado publicó su primer libro, Pensar para una sociedad más justa.

En la Feria del Libro de este año, Juan Leiva - vecino de Benavídez - presentó su obra, dialogó con el público, firmó ejemplares y, seguramente, fue recogiendo inquietudes que lo mantendrán con la lapicera en la mano.

 

Hacia el bien común

Preocupado por el destino del planeta, Juan emprendió la escritura de su primer libro. “Mis nietos fueron un gran motivador”, nos dijo.

En 6 capítulos, el autor nos ofrece pequeños compendios de psicología, sociología, política, historia. A través del análisis de términos y conceptos, que lo llevan a concluir, por ejemplo, que no es de seres pensantes destruir todo lo que nos rodea, rescata que existe una mayoría de seres solidarios, en oposición a una minoría de seres individualistas que sólo están interesados en acumular riquezas y poder.

Aborda temas de definición social como la intolerancia y otros de definición subjetiva como la felicidad y también transita por la desocupación, ofreciendo una posible solución: reducir la jornada laboral.

Haciendo hincapié en la educación como aspecto esencial en la vida de las personas, Juan sostiene que “se debe enseñar a pensar en el bien común”.

Y como el libro apunta a construir una sociedad más justa, habrá que leerlo para conocer algún posible camino.