Inicio Historia Fiesta Patria
Fiesta Patria PDF Imprimir Correo
Escrito por Mónica Carinchi   
Jueves, 03 de Agosto de 2017 13:43

9 de Julio de 1911. Además de bandas que entonaban el Himno Nacional y poesías declamadas por escolares, los municipios de San Fernando y Tigre realizaban actividades culturales y deportivas. Las fuerzas vivas de la comunidad participaban en la organización de los actos.

Iniciando el siglo 20, el Municipio de San Fernando organizaba los festejos del Día de la Independencia a través de una comisión especialmente designada. Su objetivo era convocar a la mayoría del vecindario, por eso las actividades eran variadas y, por ende, para todos los gustos.

La celebración comenzaba tempranito con salvas, a la salida del sol que, seguramente, habrá sido alrededor de las 8 de la mañana, ya que, a partir de esa misma hora, una banda de música recorría la población.

Entre el listado de actividades se encuentra que, a las 9 de la mañana, había “reparto de víveres a los pobres en la Intendencia Municipal”.

Después del mediodía, nuevamente la banda se presentaba para tocar el Himno Nacional en la plaza Mitre.

La gran actividad del día era una carrera de bicicletas en la que se podían inscribir no sólo vecinos de San Fernando, sino también de Tigre y San Isidro. La inscripción se realizaba en la Tienda y Sastrería de Pablo L. Carabelli, ubicada en la calle Constitución y Las Heras. La largada, a las 14.00hs., se iniciaba en Constitución y Madero, seguían por 11 de Septiembre, llegaban a la estación Victoria - donde había un fiscalizador - y volvían por la misma calle hasta Colón, donde se encontraba otro fiscalizador; el recorrido finalizaba en el punto de partida. Como medida de seguridad, los competidores salían con 5 minutos de intervalo. Los premios eran interesantes: en la 1° categoría, el 1° premio era “una medalla de oro (especial)” y el 2°, “una medalla de plata (especial)”; en la 2° categoría, el 1° premio constaba de “una medalla de oro” y el 2°, “una medalla de plata”.

A las 3 de la tarde les llegaba el turno de la diversión a los niños, ya que se preparaban juegos infantiles en la plaza Mitre.

Cuando el sol ya había bajado, se iluminaban los edificios públicos y si el tiempo acompañaba, a las 19.30hs., en la misma plaza había “biógrafo con vistas patrióticas”.

Los actos cerraban a las 9 de la noche, con la entrega de premios a los ganadores de la bicicleteada, en el Salón Municipal. Imaginamos a las damas de la alta sociedad sanfernandina con sus sombreros y a los hombres vestidos de frac, todos luciendo escarapelas.

 

Fiestas julias tigrenses

En el pequeño pueblo de Las Conchas, la Municipalidad iniciaba los festejos a las 13.00hs., “con una hermosa fiesta, en la que tomarán parte los niños de los colegios, quienes cantarán el Himno Nacional y recitarán varias poesías patrióticas".

Luego estaba organizado un lunch en el Salón Municipal y una función cinematográfica en la Sociedad Española.

Para la ocasión, el vecino de Tigre, Juan Castro Olivera, escribió una poesía, cuya primera estrofa dice: “Siempre altiva, generosa y noble / Te miro, patria mía, / Cada vez más fuerte, como el roble, / Más llena de poesía”.

A más de 100 años de aquellos festejos, sólo nos quedan los periódicos para dar cuenta de ellos.

 

Fuente: La Razón de San Fernando, julio de 1911.