Inicio Municipio Tigre Se cae la escenografía de la seguridad
Se cae la escenografía de la seguridad PDF Imprimir Correo
Escrito por Mónica Carinchi   
Viernes, 11 de Noviembre de 2016 02:43

Los vecinos marchan y piden explicaciones que los funcionarios evitan dar. Múltiples reclamos sobre inseguridad perpetrada por los mismos agentes del COT. Negativa de funcionarios y concejales del Frente Renovador a debatir de cara a la ciudadanía.

 

Después de múltiples denuncias contra los agentes del COT y de la marcha del 21 de octubre que se armó como respuesta a la paliza que recibiera el vecino José Ojeda de manos del agente Héctor Sosa, que trascendió rápidamente gracias a que un testigo filmó el hecho con su celular, una manifestación de vecinos acompañados por organizaciones sociales recorrió las calles de Tigre hasta el edificio municipal.

Entre los oradores de aquel día se encontró Sabina Sotelo - vecina de Don Torcuato - madre de El Frente Vital, asesinado por Héctor Sosa, justamente. Este policía, que fue condenado por la justicia por el asesinato de ese joven y exonerado de la bonaerense, terminó trabajando en el COT. Por este motivo, Federico Ugo, presidente del bloque de concejales del FpV, dijo: “Resulta paradójico que el Municipio tenga una Secretaría de Protección Ciudadana que recluta ex policías sospechados de gatillo fácil y los proteja ocultando su prontuario”.

“No pensé nunca que iba a llegar a esta edad para conocer cosas que me pasaron en 12 horas, que no conocí en mi vida. Tengo miedo de lo que vi en esas 12 horas. Se llevaron los 36 años de vida que construí acá en Tigre para mi familia”, expresó, el mismo día, José Ojeda, el hombre que anda en muletas debido a la fractura que le causó Sosa, quien después de aquel hecho fue dado de baja por el intendente Zamora.

Obviamente, vendiendo a Tigre como el paraíso de la seguridad, que un integrante del COT le rompa la cabeza y le quiebre una pierna a un vecino que estaba trabajando, echa por tierra toda la escenografía armada por los funcionarios masistas.

Ante semejante descontrol, organizaciones vecinales rápidamente solicitaron la renuncia de María Eugenia Ferrari y de Eduardo Feijoo, secretaria y subsecretario de Protección Ciudadana. El último habría presentado su renuncia, y en cuanto a la señora Ferrari, este medio intentó comunicarse con ella a sus dos números de celular para obtener declaraciones directas y oficiales, pero no se obtuvo respuesta.

Con la ciudadanía conmocionada, los más altos funcionarios están obligados a dar respuesta, sin embargo, en este caso, parece que prefieren callar o viajar al otro hemisferio. Lo mismo le pasa a los concejales oficialistas quienes, desacreditándose una vez más, le dieron la espalda al pueblo y al debate democrático. El martes 25 de octubre, el Frente para la Victoria pretendió debatir un proyecto de ordenanza presentado en tiempo y forma que solicita: Art.1: publicación y apertura de todos los legajos de agentes municipales que se encuentran en el ámbito de la Secretaría de Protección Ciudadana; Art.2: queda prohibida la contratación de forma directa e indirecta de agentes municipales que tengan antecedentes de haber violado algún reglamento disciplinario tanto de las fuerzas de seguridad federales como provinciales y locales; Art.3: realícese una auditoria general de todos los agentes municipales del COT y ordénese despedir a aquellos que queden comprendidos en los supuestos descriptos en el art. 2 de la presente ordenanza.

El debate en el recinto del CD sobre los desmanes del COT y sobre el proyecto de ordenanza arriba enunciado fue deliberadamente evitado por los concejales del Frente Renovador, que jamás cumplieron con los horarios establecidos, pero ese 25 de octubre fueron los mejores alumnos de Cronos y en 10 minutos liquidaron la formalidad de la sesión del día y se retiraron a sus casitas, haciéndoles “pelito para la vieja” a los vecinos tigrenses que les pagan sus sueldos.

Siguiendo con medidas dilatorias, la sesión del día 8 de noviembre fue suspendida por la concejala Alejandra Nardi que además se niega a realizar la sesión extraordinaria que los bloques opositores están solicitando para interpelar al intendente Julio Zamora.

Como dice Nietzsche, en el origen del hombre no están los dioses, está el mono.