Inicio Suplemento Sobremarea Lilia Cremer, la escritora del lápiz y el papel
Lilia Cremer, la escritora del lápiz y el papel PDF Imprimir Correo
Escrito por Mónica Carinchi   
Jueves, 28 de Julio de 2016 01:36

Se inició en las letras casi como un juego. Tiene dos libros de literatura infantil y tres para adultos. Realiza actividades literarias en escuelas de Tigre; participa de la Feria del Libro Infantil desde 2011 y también este año estará presente. Escribe para la revista digital Letras del Parnaso y tiene su facebook.com/liliacremer.

 

Motivada por el amor a sus nietos, Lilia Cremer escribió sus primeros libros. Del segundo, donde incluyó un cuento para el abuelo Alberto - su esposo - dice que es “un libro familiar”.

Si la literatura tiene una virtud, ésta es transformar la vida de las personas. Así le pasó a Lilia, que asegura que nunca pensó ser escritora, pero, ya por su quinto libro, confiesa que los personajes son sus nuevos compañeros.

“Cuando tengo una idea, me sigue, me sigue, busco palabras, porque no es lo mismo cualquiera. Corrijo, corrijo, hago 3 o 4 borradores y después recién paso a la computadora, porque yo soy del lápiz y el papel”.

Ahora, su realidad está tamizada por su mirada de escritora y toda su vida se ha visto “enriquecida”, según ella misma dice.

 

Leer para los más pequeños

Desde que presentó El perro negro, en 2011, es una habitué de la Feria del Libro. “Participo en las dos Ferias, la Internacional y la Infantil. Yo invito a los chicos a leer y me encuentro con sorpresas. Algunos leen maravillosamente; otros, nada. Entonces pensé que debía hacer algo y edité libritos de primera lectura, todo en imprenta mayúscula, con dibujitos para colorear”. Es la colección Los amigos del perro negro, por la cual muchas mamás están agradecidas.

En la próxima Feria del Libro Infantil, que se hará del 11 al 31 de julio en el Centro Cultural Kirchner y del 16 al 31 en Tecnópolis, Lilia estará nuevamente, narrando y generando actividades para los más pequeños.

Como el contacto con niños y jóvenes le resulta muy gratificante, todos los años recorre escuelas de Tigre. “Voy a la 25 de La Paloma, soy casi la madrina. La directora me dice ‘¿cómo hacés?’, porque parece que están en misa cuando leo”. A la Media 8 de Pacheco fue para dejar sus libros y el bibliotecario insistió para que conociera a la profesora de literatura; “ella me convenció para que fuera ese mismo día al aula y me quedé dos horas”. También estuvo en la Media 10 de Tigre y llega a todos los lugares “donde sea más útil”. Eso sí, prefiere trabajar en el aula porque “es un espacio más íntimo”.

Este año fue invitada a la Feria del Libro de Chascomús. “Fue una gran experiencia. Hubo chicos de escuelas rurales y especiales. Conté la historia del perro negro, con láminas. Les dejé muchos libros. Fue muy emocionante”. Seguramente allí se reencontró con aquella maestra que fue y que debe guardar en su corazón.

 

Actividad literaria

Lilia participa de muchos talleres literarios y esto tiene para ella una doble función: por un lado, la motivan para escribir constantemente; por otro, los talleristas son sus nuevos amigos. A partir de la sugerencia de una de las profes, se lanzó a la literatura para adultos.

Es la secretaria de SADE Delta Bonaerense; participa del grupo Gente de Letras; escribe para la revista digital española Letras del Parnaso; es miembro del Instituto Cultural Hispánico de California. Cuando le queda tiempo, participa de concursos: “Me encantan, me dan una adrenalina”. En dos oportunidades ganó la regional de los Torneos Bonaerenses y, este año, ganó el segundo puesto de la etapa local.

A esta actividad literaria ha sumado un taller de dibujo y pintura, por lo cual su último libro, Destinos, es de poemas ilustrados; uno de ellos dice: “página vacía que ansía ser tomada / conquistada, invadida por cientos de palabras”, quizás hable aquí de su propia experiencia ante el papel en blanco.

La escritura se convirtió para Lilia en un gran desafío y, como le gusta compartir sus producciones, iría a leer sus cuentos a cafés literarios, pero, por el momento, no existen espacios para el placer de leer y escuchar, por eso sus lectores deberán acudir a sus libros, que pueden encontrar en la librería Sudeste (Cazón 1048) o establecer contacto con la escritora a través de facebook.com/liliacremer.