Inicio Medio Ambiente Rescataron un elefante marino perdido en el Delta y fue devuelto al mar
Rescataron un elefante marino perdido en el Delta y fue devuelto al mar PDF Imprimir Correo
Escrito por Actualidad   
Viernes, 03 de Junio de 2016 19:29

El Municipio de San Fernando, Temaikén y Mundo Marino lo retornaron a su hogar. Trasladaron hacia San Clemente al mamífero acuático que se perdió en la segunda sección de las Islas del Paraná. El Municipio junto a las fundaciones protectoras de fauna, concretaron la liberación exitosa del animal, en Punta Rasa, con salida directa al mar.

 

Con extraordinaria algarabía se vivió la partida al mar de un elefante marino que fue encontrado en las cercanías del Río Paraná de las Palmas y Arroyo Toledo, víctima de una bajante de agua prolongada. La cooperación del Municipio de Tigre en capturarlo y traerlo al continente, del Municipio de San Fernando y las fundaciones proteccionistas de fauna Temaikén y Mundo Marino fueron claves para el éxito de la operación.

El animal de unos 400 kilos fue divisado por vecinos del Río Paraná e informaron su aparición para posteriormente, ser trasladado con una lancha de Defensa Civil de Tigre, donde fue retirado con la colaboración de especialistas de la Fundación Temaikén. Los rescatistas contaron con la ayuda de agentes del Centro de Operaciones Tigre (COT) y el cuerpo local de Bomberos voluntarios, en un operativo de aproximadamente 7 horas de duración.

El Director General de Medio Ambiente sanfernandino, Gabriel Tato, comentó instantes después de que el animal se sumergiera en Punta Rasa: “Es un día de celebración para toda la humanidad porque somos muchas veces nosotros los responsables del impacto negativo en el planeta, pero cuando suceden cosas así, es para festejar. Y más los sanfernandinos, porque una administración racional y coherente nos permitió tener todos los recursos para este final feliz”. El municipio puso a disposición personal y dos camiones para el traslado del animal.

“Estamos muy contentos, el Intendente Luis Andreotti nos pidió que acompañemos el procedimiento y puso a nuestra disposición todos los recursos necesarios”, enfatizó el funcionario.

El rescate del animal se hizo efectivo mediante la intervención del Municipio de Tigre y de Temaikén quien lo esperaba en el continente; mientras que su traslado a las instalaciones de Mundo Marino en San Clemente, para ser revisados por especialistas en biología oceánica, se realizó gracias a que las Secretarías de Medio Ambiente y Salud Pública y de Servicios y Espacios Públicos de San Fernando dispusieron de vehículos.

El Jefe Veterinario Gustavo Gachen, de Temaikén, expresó al despedirse del elefante marino: “Estaba en buen estado, sólo cansado y un poco deshidratado; lo que necesitaba era ir al mar”. Observó luego: “Esto es frecuente en animales juveniles, que cazan cerca de agua dulce, buscan hidratarse y se pierden fácil”.

“La Fundación Temaikén estaba preparada para recibirlo y contenerlo durante un día, por suerte el Municipio de San Fernando estaba listo para trasladarlo rápido y con comodidad”, valoró el coordinador del rescate.

Por su parte, Sergio Rodríguez Heredia, indicó en la playa: “Constatamos que estaba en perfectas condiciones y no ameritaba que lo tengamos ni un día más en otras instalaciones. Si hubiera presentado heridas o estado más tiempo en tierra, quizás hubiéramos tenido que dejarlo algunos días en observación”.

A su vez, enumeró recomendaciones a los vecinos que se encuentren con animales fuera de su hábitat natural: “Lo fundamental es comunicarse automáticamente con las autoridades y no tocarlo, ya que en algunos casos podrían transmitir enfermedades”.

Por último, Gabriel Tato agradeció la interacción con las entidades: “La Fundación Temaiken trabaja palmo a palmo con el Municipio en este tipo de casos, colabora con nosotros muchas veces en rescates de ciervos de los pantanos. Y al igual la Fundación Mundo Marino, que se dedica al cuidado y protección de especies acuáticas en peligro de extinción y siempre nos reciben bien. Es muy importante destacar y agradecer la labor de estas organizaciones”.

Excelente gesto de los vecinos del Delta de alertar rápidamente a las autoridades y muy buena acción de todos los que participaron en la justa causa de mantener vivo este hermoso ejemplar y retornarlo a su lugar de origen.