Inicio Cultura Muestra homenaje al Padre Pancho Soares
Muestra homenaje al Padre Pancho Soares PDF Imprimir Correo
Escrito por Actualidad   
Miércoles, 27 de Abril de 2016 16:12

Museo de la Reconquista. La exhibición rinde tributo a una figura representativa para Tigre, a 40 años de su desaparición. Bajo el nombre “luchador del compromiso, el trabajo y la dignidad”, la muestra puede visitarse con entrada libre y gratuita.

 

En marzo, tras cumplirse 40 años del último golpe de Estado en la Argentina, el Municipio de Tigre impulsó una agenda cultural con una serie de actividades alusivas. Entre ellas, una muestra tributo a la figura de Francisco 'Pancho' Soares, un cura reconocido entre la comunidad, quien se destacó por sus acciones en defensa de los derechos humanos y fue asesinado en aquella época.

La exhibición llamada “Padre Pancho Soares, luchador del compromiso, el trabajo y la dignidad” puede visitarse con entrada libre y gratuita, en el Museo de la Reconquista, Av. Liniers y Padre Castañeda, Tigre.

Cabe destacar que el museo posee la Sala de la Memoria, la Verdad y la Justicia, para las víctimas del terrorismo de estado. Allí se recuerda y homenajea la lucha de hombres y mujeres de Tigre; obreros, estudiantes, docentes, religiosos, funcionarios, artistas e intelectuales, quienes sufrieron persecución y desaparición.

En un salón contiguo se encuentra la exposición del Padre Soares. La muestra cuenta con fotos y elementos personales del cura como carpetas, plantillas grabadas en oro, tarjetas personales, ropa y una máquina de escribir.

Soares nació en 1921 en San Pablo, Brasil, y tres años después se trasladó a Buenos Aires. En 1945 fue ordenado sacerdote, se nacionalizó argentino en 1963, integrándose a la Diócesis de San Isidro e instalándose definitivamente en Carupá.

El 13 de febrero de 1976 fue asesinado durante la última dictadura militar. Poco antes de su muerte, había participado en el entierro de delegados sindicales de los Astilleros Astarsa, que fueron secuestrados y perdieron su vida por reclamar mejoras laborales.

En 2011, Tigre lo declaró “Ciudadano Ilustre Post Mortem” por sus acciones en defensa de los derechos humanos y de los vecinos del distrito. Asimismo, se rebautizó con su nombre a la calle Catamarca y cada año se organiza un homenaje en su honor en la capilla “Nuestra Señora de Carupá”.