Inicio Historia “Chico, pero grande en la defensa del derecho, la justicia y la verdad”
“Chico, pero grande en la defensa del derecho, la justicia y la verdad” PDF Imprimir Correo
Escrito por Maribel Carrasco   
Martes, 22 de Marzo de 2016 16:38

Historia del Partido de Tigre – Parte XCVII

Desde su aparición en 1936, “El Comercio” se transformó en un importante periódico semanal que cubría noticias no sólo de Tigre sino también de San Fernando y de otras localidades vecinas. Su propósito, sostenía, era “Hacer de nuestro periódico una avanzada, dentro de nuestra localidad, donde se volcará todo lo que sea una razón y una justicia”.

 

Como en la mayoría de las publicaciones locales, “El Comercio” no tenía equipo de redacción, ni corresponsales o editores, y todo el trabajo: realizar las entrevistas, redactar, editar e imprimir lo realizaban Enrique Chiari y su esposa, Alicia.

Asimismo si el periodismo se ejerce con convicción y compromiso, se pueden sufrir represalias en determinados contextos. Tal es así que en tres oportunidades a Enrique Chiari le incendiaron el local de redacción. En 1945, “El Comercio” apoyó las medidas de justicia social del nuevo gobierno de Domingo Perón, y esta posición le generó enfrentamientos con políticos locales y se produjo una campaña de desprestigio en contra del periódico. Incluso Enrique Chiari fue detenido varias veces y llevado a La Plata por motivos vinculados con sus opiniones. Se cuenta que en una de esas ocasiones, intercedió personalmente Ricardo Balbín para recuperar su libertad.

“El Comercio” tenía una presencia activa en los locales comerciales de Tigre y en sus crónicas eran frecuentes las notas sobre los bomberos, las escuelas, los clubes, el hospital, los congresos isleños y otras instituciones locales. No faltaban los avisos sociales y, aún siendo un medio local, se podían leer notas sobre política exterior, análisis sobre la Guerra Civil Española (1936-1939) y otras.

Como en toda publicación local no estaban ausentes los reclamos a la Municipalidad como el siguiente: “Una regadora. Nosotros que vivimos en la calle Cazón y recorremos muchas otras de la localidad, sabemos qué valor tendría para el pueblo que contara nuestra Municipalidad con 2 buenas regadoras” (Ejemplar Núm. 3 del 6 de septiembre de 1936).

Tampoco faltaban los avisos tan característicos de la época que se referían a los loteos y venta de terrenos en los alrededores de la estación de Tigre, en 1936. “Román Barro y Compañía. Retiro 4415 (característica y número de teléfono). Por orden del Ferrocarril Central Argentino, sobre el andén de la Estación Tigre R, 67 espléndidos lotes en 120 mensualidades… A 2 cuadras de Tigre C, a 4 de avenida Cazón y a un paso de la Ribera. Base $5 por mes el lote, sin interés, afirmados pagos…”.

En 1950 Chiari instala una imprenta y el periódico en el local de la calle Cazón. El tiraje iba en aumento. Costaba $0,10 el ejemplar, $ 0,50 la suscripción mensual y $0,20 el número atrasado. En su primera página decía “Periódico Semanal, independiente, Cazón 010, Tigre. Aparece los domingos” y agregaba: “Chico, pero grande en la defensa del derecho, la justicia y la verdad”.

El periódico estaba estrechamente ligado a la vida de Enrique Chiari y cuando Enrique se enfermaba, el periódico no salía y un día no salió más. Fue el 5 de marzo de 1980. Enrique Chiari había muerto, en Tigre.

Un lindo homenaje a aquellos emprendedores y forjadores del periodismo local, que ponen pasión y alma en su tarea y que siguen adelante con sus convicciones a pesar de las consecuencias.

 

Fuente: Torrielli, Edel, “Historias Tigrenses”, Municipalidad de Tigre, Buenos Aires, 2001.