Inicio Suplemento Sobremarea Donde vive la música
Donde vive la música PDF Imprimir Correo
Escrito por Mónica Carinchi   
Jueves, 24 de Diciembre de 2015 20:04

Estudio de Grabación Profesional Nueva Estación. Después de 2 años de trabajos, abrió sus puertas el estudio de grabación de Juan Schiappa. Equipos de alta calidad para grabar todo tipo de música o hacer postproducción de cine, publicidades, locución. En el 2016 también se dictarán cursos. Ubicado en Tigre centro, para contactarse Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla , 4897-6487 o Facebook Estudio Nueva Estación

 

¿Cuántos jóvenes están deseosos de grabar un demo? ¿En casa o en un estudio de grabación? Todo dependerá del producto que se esté buscando; pero si se quiere algo realmente profesional, la respuesta es sencilla: estudio de grabación. Luego surgirá otra pregunta: ¿dónde? En este caso no hay dudas: el estudio de Juan Schiappa te espera para brindarte los mejores equipos y el mejor asesoramiento.

Efectivamente, el 29 de octubre, Juan inauguró, en Tigre centro, su Estudio de Grabación Profesional Nueva Estación, donde toda onda que se propaga por el espacio se transforma en un sonido de alta calidad.

“Aquí no sólo las bandas pueden grabar todo tipo de música, también se puede hacer post producción de cine, publicidades, locución”, contó Juan, que por un momento dejó de acomodar micrófonos y se sentó en el cómodo sillón de la sala de control para explicarnos cada detalle del diseño acústico de su Estudio.

 

Sonido homogéneo

Después de un coqueto recibidor, se pasa al lugar clave del estudio: el control.

Ya en el amplio ambiente, cuyas dimensiones permiten reproducir frecuencias que “no se reproducen en lugares pequeños, por la longitud de onda de las frecuencias graves”, Juan, que es técnico en grabación, además de productor musical, aclaró: “El diseño de este control se inventó en los 80. La parte de adelante es de absorción - paneles con lana de vidrio - y la otra, de reflexión, que debe ser controlada”. Para esto se utilizan difusores, unos paneles armados con tacos de madera de distintas alturas. “Con estos paneles, el sonido se desparrama de manera homogénea”.

Orgulloso de sus equipos de calidad profesional, Juan especificó que “hay estilos que demandan técnicas de microfoneo muy meticulosas, por ejemplo el pop o el rock, y eso aquí se puede hacer”.

Desde el control, Juan tiene “una referencia perfecta de lo que está pasando con los micrófonos en la sala de grabación”.

Aislada del control por una pared doble de 50 cm. (ladrillos de arcilla y ladrillos de hormigón separados por un espacio de aire) montada sobre una goma para desacoplarla del piso, la sala pasó por todas las pruebas de sonido requeridas para su habilitación.

Equipos de la mejor calidad, conocimientos técnicos y sensibilidad artística es la conjunción que caracteriza este sueño hecho realidad.

 

Toque mágico

“Siempre me gustó la grabación. Fui jugando con computadoras hasta que estudié y empecé este proyecto”.

Antes de estudiar en Ceartec, donde hizo la carrera de Técnico Superior en Sonido, Grabación y Producción Musical, pasó por varias bandas, fue al conservatorio y siempre le gustó registrar sus propios temas. “Le fui encontrando el gusto a grabar. Además, como músico, a uno le permite ser meticuloso con los arreglos, laburar una canción de manera más detallada”. Por supuesto, fue armándose un archivo sustancioso, de todos los géneros, porque sabe que “para ser original, hay que conocer la base y después explorar”.

Explorando, sugiriendo, compartiendo ideas o buscando nuevos sonidos para dar cuerpo a eso que le están pidiendo, el trabajo del productor es una etapa de todo el proceso artístico. Por eso la imaginación y también el juego son parte de los recursos que se utilizan para ir en busca del toque mágico.

“Uno no sabe qué hace que algo sea maravilloso, no se sabe por qué un tema anida en la sensibilidad de la gente, es algo indescifrable. Cuando uno encara la producción de un tema, se está buscando eso, pero no se sabe cómo se encuentra, es una búsqueda subjetiva y esto es lo bueno. Hay ciertos parámetros, pero no hay una fórmula. Es un desafío muy gratificante”.

Para recorrer el mundo sonoro, abrió sus puertas Nueva Estación, Estudio de Grabación Profesional, donde todos son bienvenidos y Juan Schiappa está para escucharlos.