Inicio Suplemento Sobremarea Ficción e historia en la nueva obra de Damián Dreizik
Ficción e historia en la nueva obra de Damián Dreizik PDF Imprimir Correo
Escrito por Mónica Carinchi   
Jueves, 05 de Noviembre de 2015 01:06

El Remo. Además de un tema que atrae a muchos tigrenses, la obra ofrece las múltiples metáforas de “remar”. La directora Vanesa Weinberg trabaja, una vez más, con un elenco local. Se puede ver en la Agencia de Cultura, Liniers 1601, los sábados 10 y 17 de octubre y 7 y 14 de noviembre, a las 20.30 hs. Entrada libre y gratuita.


¿Se imagina que alguna vez el deporte que caracteriza a la ciudad de Tigre pueda desaparecer? Puede suceder, pues si no hay más agua, no hay remo. Esta sencilla ecuación fue pensada por Damián Dreizik, que agregó, además, una cuota de humor absurdo: los clubes de remo convertidos en clubes de taekwondo. Claro que siempre hay cabezones, por eso en la obra de Damián, El Remo, hay 5 remeros encerrados (¿) en una guardería abandonada. ¿Qué hacen? Para saberlo hay que ver la obra.


Local y universal

“Para hacer la obra leímos muchísimo”, contó Vanesa Weinberg, su directora. Por supuesto, leyeron el libro El Remo Argentino, de Federico Casper. “Nos resultó una ayuda muy importante. Le agradecemos mucho a Federico”.

Obviamente, fueron a la pista de remo y se encontraron con el río bajo: “Como había poca agua, en lugar de 1000 metros, corrieron 500”. No es lo mismo que quedarnos sin agua, pero…

Como la posibilidad de sequía puede leerse como una referencia al cambio climático, el tema medioambiental también rondó la escritura de la obra; la pista de remo aportó lo suyo: “Lo que sí había era basura, por todas partes, había un televisor en el agua!”. Otro insumo para la obra fue un documental brasilero sobre el remo en ese país: “Ellos también tienen cada vez menos socios, tienen basura. Es bastante parecido a lo que pasa acá”.

En esta ficción, ubicada en un futuro cercano, se entremezcla la historia del remo argentino: la 1° regata oficial, presenciada por Domingo Faustino Sarmiento, en 1873; la hazaña de Eduardo Guerrero y Tranquilo Capozzo, en Helsinki, en 1952.

“El remo es un mundo increíble, encontramos un material buenísimo para hacer teatro. Salen muchos temas: remar en equipo o solo, avanzar sobre la adversidad, llegar a la meta, remarla, la metáfora más conocida de lo que puede ser la vida”, comentó Vanesa.

Tanto por esta obra como por la anterior (Ecos del Tigre Hotel), se advierte que esta dupla de creadores está muy compenetrada con el lugar que eligieron para vivir: “Es cierto, pero además, hay un tema universal. De lo local, la obra va  a lo universal. Esto es lo que le da volumen”.


Un galpón para la obra

Para esta propuesta, Vanesa decidió hacer una convocatoria de actores locales. A la audición se presentaron 40 personas. Eligieron 8 y finalmente quedaron 5. “La audición fue muy positiva. Queríamos darle la oportunidad a los actores de la zona”.

La vestuarista, Jorgelina Núñez, también es tigrense, al igual que Javier Torres, que realiza la escenografía.

Si bien la obra está escrita por Damián Dreizik, mucho material fue saliendo de los ensayos. “Damián venía a todos los ensayos y tomaba lo que iban aportando los actores”.

En cuanto al espacio, se decidieron por la Agencia de Cultura: “Empezamos a ensayar en el Reconquista, pero no me cerraba. La obra no es para un espacio tradicional, incluso allí, no ensayábamos en el escenario, sino abajo. Por esto nos fuimos a Cultura, que tiene techos altos de madera, lo que da como un galpón”.

Les gustaría hacer la obra en un club de remo, lo cual, indudablemente, sería interesantísimo.

Vanesa está contenta con su grupo de teatro, ya que está cada vez más consolidado; permanentemente se va acercando gente, en la que encuentra mucho potencial. Está agradecida, también, con la Municipalidad que la escuchó y comprendió que “más allá de que el teatro no sea una actividad masiva, es importante, porque permite que los artistas se desarrollen en el lugar donde viven y el público pueda ver buen teatro sin necesidad de tomar un tren”.

Entonces, para seguir apoyando esta iniciativa, la cita es los sábados 7 y 14 de noviembre, en la Agencia de Cultura, Liniers 1601. La entrada es libre y gratuita.