Inicio Carta de lectores A la comunidad del partido de Tigre
A la comunidad del partido de Tigre PDF Imprimir Correo
Escrito por Amanda Zocchi de Ubieto   
Lunes, 24 de Agosto de 2015 16:40

Es con verdadera pena que escribo estas líneas referentes al uso y destino que la Municipalidad de Tigre - en acuerdo con la Dirección del museo - quiere darle al “Museo de Arte Tigre Intendente Ricardo Ubieto”.

Llama la atención la falta de reacción de los medios de comunicación locales – con excepción del periódico Actualidad – y en general de todos los que tienen algún interés por la cultura y el arte, que dejan hacer y desvirtuar la finalidad de esa institución que, como museo que es, solamente debe estar dedicada a exhibir, divulgar, difundir, educar,  respecto al patrimonio que posee y que constituye su acervo cultural.

El haber otorgado por parte de la Municipalidad de Tigre, a instancias de la idea de su actual Directora, a la Asociación Amigos del Mat (AAMAT) espacios físicos, dentro del inmueble del mismo museo, destinados a la explotación del bar, merchandising y realización de EVENTOS CORPORATIVOS durante DOS FINES DE SEMANAS (Artículo 1º del Contrato de Comodato del 13 de noviembre de 2014) no hacen inferir que estos son hechos afines con el destino dado al Museo.

Para llevar a cabo el objeto del contrato con AAMAT, la dirección del museo decidió destinar el Salón Oval,  ubicado en el primer piso, desmantelando el mismo, retirando los paneles y TODAS las pinturas expuestas, dejándolo vacío, y al mismo tiempo sosteniendo que en el mismo se realizarán (en las fechas no utilizadas por AAMAT) otras actividades tales como: concierto, clases, cine.

Todos los argumentos dados no representan más que excusas, ya que pueden elegirse otros caminos alternativos para ayudar y/o complementar la función museológica.

Desde el punto de vista económico se puede buscar – con la ayuda de la Asociación de Amigos – patrocinios financieros a través de donaciones, subsidios, sponsors, etc., de instituciones privadas como públicas, que permitan incrementar la partida que la Municipalidad de Tigre tenga asignada, “No a un elefante blanco” (sic) sino a una institución de alta jerarquía y orgullo para Tigre y el país.

Desde el punto de vista expositivo se puede lograr una mayor divulgación buscando la interrelación con otros museos del país, de características similares, con objeto de completar la colección de arte figurativo y que representaría una mutua ventaja, como también la participación de colecciones privadas, ya que muchas estarían interesadas de intervenir.

En este momento en el museo hay expuestas sólo 35 a 40 pinturas del total de 170 – que “duermen” en algún altillo, y si bien es cierto que no todos los museos exponen el total de sus obras, también es cierto que esos museos poseen tal cantidad de pinturas que no tienen lugar físico donde presentarlas y por eso rotan las menos significativas.

Desde el punto de vista de prestación de servicios complementarios, también, con creatividad se pueden buscar otras soluciones. En este sentido Ricardo Ubieto tenía planeado un proyecto alternativo y era construir en forma adyacente y comunicado con el mismo Museo un edificio que contuviera un espacio para cafetería, souvenir, biblioteca, AUDITORIO y SALA para pintores CONTEMPORÁNEOS de carácter transitorio, tal como sucede en muchos museos del mundo donde se respeta el edificio que contiene al arte. Lamentablemente sólo llegó a la inauguración de su ideario cultural.

Lo cierto es que se ha utilizado el edificio del museo para varios destinos que lo desvirtuaron, y para que no se lo bastardeara se inició un reclamo ante la Municipalidad de Tigre con la firma de miles de vecinos en el Expte. Nª 2008/ 4112/0002475//1/0/0 Cuerpo 1 del 28/04/08 y su ampliación del 15/05/08, del cual nunca se tuvo una respuesta oficial como sucede habitualmente y seguramente terminó durmiendo en algún lugar. Y luego de varias repeticiones de actos que no hacen al destino del lugar he visto que en el pasado mes de junio se llevó a cabo 3 reuniones políticas y de carácter partidario, en el interior del edificio, que las autoridades no debieran haberlas permitido. EN NINGÚN LUGAR DEL MUNDO SE REALIZAN ACTOS POLÍTICOS-PARTIDARIOS EN EL INTERIOR DE UN MUSEO.

Finalmente, se ha negado sistemáticamente llamar a ese museo por el nombre que le fuera designado en homenaje a quién fue el ideólogo y ejecutor de tan magnífica obra que proyectó a Tigre como un icono de la cultura. En repetidas ocasiones solicité a las autoridades gubernamentales de Tigre (Massa y Zamora), a las Directoras del museo (Saiegh y Herrera) y al miembro integrante de AAMAT (Echagüe) que se lo hiciera conocer por el nombre de “Museo de Arte Tigre Intendente Ricardo Ubieto”, como es habitual en tantos museos del país conocerlos con el nombre relevante de la personalidad del mismo, mientras que en nuestro distrito sólo se lo designa como MAT tanto en la página oficial de Internet como en la documentación oficial del museo y de la intendencia. Inclusive, en el Contrato de Comodato a favor de AAMAT en el punto 3º de los “Considerandos”, solamente se lo nombra como Museo Municipal de Bellas Artes y Museo de Arte Tigre, y se omite la Ordenanza 2853/2007 que establece el nombre del mismo y que está señalado en el mármol de la entrada principal. Por lo tanto, espero que autoridades y comunidad reflexionen sobre lo expuesto y se realicen los cambios que sean convenientes.

De lo contrario, pensaré que no valió la pena el sueño de superación, el ideal de mejoramiento, el esfuerzo dedicado, el trabajo realizado, los escollos superados por Ricardo Ubieto y el grupo de colaboradores en este proyecto del Museo de Arte Tigre Intendente Ricardo Ubieto.

Amanda Zocchi de Ubieto