Inicio Instituciones Las autoridades provinciales debieron retroceder
Las autoridades provinciales debieron retroceder PDF Imprimir Correo
Escrito por Mónica Carinchi   
Jueves, 12 de Julio de 2018 00:04

Ante el intento de achicar la escuela 506, la comunidad se movilizó rápidamente. En medio de un emotivo acto ante la puerta de la escuela, llegó el anuncio de que no se perderá ningún cargo docente.

 

Si hay algo que nos conmueve son los niños y mucho más aquellos que tienen alguna discapacidad. Y si hay docentes que merecen toda nuestra admiración son aquellas que ponen todo su esfuerzo para mejorar la vida de estos niños. Ellas trabajan en las conocidas escuelas 500, las escuelas de educación especial. Una de ellas funciona en Cazón 1266 y allí hubo hoy un abrazo simbólico para demostrar a los actuales funcionarios provinciales que la comunidad cuida y quiere a su escuela, porque el ministro de educación de la provincia de Buenos Aires y la gobernadora Vidal no dejan de asombrarnos en su intento permanente por destruir la educación pública. Esta vez quisieron eliminar 8 cargos de docentes de la escuela 506, sí intentaron achicar esa escuela que enseña a los niños hipoacúsicos a expresarse y a los niños disminuidos visuales a moverse sin temor en las calles, entre otras cosas.

Docentes, madres, padres, ex alumnos y vecinos estuvieron presentes desde las 11.30 hs. Nancy, mamá de una niña de 12 años, hipoacúsica y con retraso madurativo, estaba juntando firmas y explicando que en esa escuela no sobra ninguna maestra. “Mi hija pasó por escuelas privadas y no tuvo buenas experiencias. Aquí está en un aula con 3 chicos y su maestra, así aprende y avanza. Yo estoy muy conforme. Nos dan mucho apoyo a los padres, tenemos curso de señas gratis, un taller para hablar de nuestros miedos y dudas. Acá las puertas están siempre abiertas. Las maestras trabajan muchísimo. Estamos muy tristes por esta noticia. Defendemos a nuestros hijos y también pensamos en las maestras que tienen familias y se van a quedar sin trabajo”.

Todos los presentes cantaron el Himno Nacional y los niños hipoacúsicos lo hicieron en lenguaje de señas; luego la Directora dejó en claro que en la Escuela 506 no sobran cargos y una joven maestra emocionó a todos porque su vehemente discurso se quebraba permanentemente por un nudo en su garganta. En este estado de conmoción, le llegó el anuncio a la Directora de que no se baja ningún cargo.

La gobernadora Vidal debió retroceder en esta decisión cruel e infame.

Estamos seguros de que esto es el resultado de la rápida respuesta que dio la comunidad educativa que no sólo informó este despropósito por todos los medios posibles, sino que estuvo en la calle para defender los derechos de niños y trabajadores.

Con nuestros niños NO!!!

La escuela pública es nuestra y la defendemos!!!