Inicio Suplemento Flor de Ceibo Chau Ley de Basura Cero
Chau Ley de Basura Cero PDF Imprimir Correo
Escrito por Mónica Carinchi   
Viernes, 29 de Junio de 2018 10:06

Los legisladores de Cambiemos votaron una nueva ley de basura que habilita la incineración

Sin debate democrático, el gobierno de Cambiemos de la ciudad de Buenos Aires modificó la ley de basura para beneficiar a las empresas incineradoras que están perdiendo el negocio en Europa. La incineración de basura es altamente contaminante y deja sin trabajo a miles de familias que viven de la recuperación de los residuos.

 

El 3 de mayo, la Ley de Basura Cero de la Ciudad de Buenos Aires fue borrada de un plumazo. Por 36 votos a favor y 22 en contra, el gobierno de Rodríguez Larreta quedó habilitado para incinerar los residuos producidos en ese distrito, pero esta aberración afectará a todo el conurbano bonaerense.

Las reformas introducidas en la Ley de Basura no tuvieron debate previo; los funcionarios de Cambiemos no explicaron sus alcances, por lo cual sus impactos sociales, ambientales y económicos no han sido divulgados y, por el contrario, son desestimados por todos los funcionarios del actual gobierno porteño.

La nueva Ley de Basura propone la incineración como solución para un tema que es grave y amerita un debate entre todos los sectores implicados.

La incineración de basura es una fuente de emisión de compuestos tóxicos, entre ellos sustancias cancerígenas como las dioxinas y los furanos. Si al aire ya contaminado de la ciudad de Buenos Aires se le agrega la suspensión de partículas tóxicas provenientes de la incineración, la calidad de vida se verá fuertemente afectada.

La incineración de residuos compite con el reciclado ya que las empresas incineradoras codician los residuos reciclables porque tienen mayor poder calorífico. Debido a esto, la nueva ley no sólo expone a los ciudadanos a respirar aire altamente contaminado, sino que dejará sin trabajo a 5000 personas que se dedican a la recolección, clasificación y procesamiento de materiales e, indirectamente, a 20.000 conciudadanos que quedarán arrinconados entre la desesperación y la miseria.

“Desde el punto de vista económico, la incineración es cara. El costo por tonelada es alto y, en los países donde funciona, las empresas son subsidiadas por el Estado”, explicó Andrés Nápoli, director de Fundación Ambiente y Recursos Naturales.

En el viejo continente, el Parlamento Europeo ha votado para detener los subsidios para la quema de residuos. ¿Será que las empresas que ya no obtengan pingües beneficios en Europa se quieren trasladar a nuestro país? ¿A quién conviene la incineración de basura? Sólo a las empresas que se quedan con los subsidios del Estado.

La reforma que promueve la incineración de basura no fue debatida, el gobierno de Rodríguez Larreta evadió todos los procesos participativos. Hubo múltiples instituciones y organizaciones ciudadanas, ambientalistas, académicas, sindicales que se opusieron a esta modificación, pero no fueron escuchados. ¿Para quiénes legislan los legisladores de Cambiemos? Al votar a favor de la incineración, le dieron la espalda al pueblo de la Ciudad de Buenos Aires; el voto sólo favorece a los empresarios de la incineración.

“Las iniciativas de organización comunitaria de cartoneros y otros rubros, por el compromiso que tienen, logran incluir a muchas personas y familias que una empresa privada no podría contener”, dicen los Curas en Opción por los Pobres que reaccionaron contra la nueva ley de basura.

Se estima que el costo de cada una de las 7 plantas incineradoras que el gobierno porteño pretende instalar es de 500 millones de dólares. ¿Y si ese dinero se invierte en las cooperativas de cartoneros?

La incineración de basura fue un método impuesto por el intendente de la última dictadura militar, Osvaldo Cacciatore. Fue eliminado en democracia por su alto impacto negativo en la salud de los porteños y en el ambiente en general. Ahora, el gobierno de Cambiemos lo reimpone, aunque pinta cartelitos que dicen “Buenos Aires ciudad verde”. ¿Será verde por los dólares?

 

Ambientalistas alertan sobre el avance de la incineración de residuos en la Ciudad de Buenos Aires