Inicio Instituciones Próximo a cumplir 100 años, el Club Isleño Caraguatá reabriría sus puertas
Próximo a cumplir 100 años, el Club Isleño Caraguatá reabriría sus puertas PDF Imprimir Correo
Escrito por Marcelo Díaz   
Sábado, 23 de Junio de 2018 01:02

Sobre el río Caraguatá, en el km 4, se encuentra un predio de una hectárea sobre la ribera, donde el 1 de julio de 1919 se fundaba el Club Foot Ball Isleño Caraguatá (CFBIC).

Funcionó hasta el año 2000 y cerró por cuestiones que desconocemos, pero es probable que la causa sea que los lugareños se hayan visto imposibilitados de desempeñarse en un trabajo digno en la zona, y obligados a emigrar como sucede actualmente, ya que las oportunidades escasean cada vez más, sin mencionar el obsoleto servicio energético y de transporte.

La vida en las islas no resulta nada fácil, pero pese a todo, un puñado de hombres y mujeres se atreven a darle vida nuevamente a esta desolada institución y, por lo pronto, comenzaron a recuperarla de la manera que más necesitaba, con una buena limpieza. Los trabajos iniciales fueron el desmalezamiento y el corte de los altos pastos que mantuvieron oculto durante décadas, al deportivo y social club de fútbol.

“Desde hace unos años intentamos recuperar un club desaparecido, que funcionó en la mejor época de producción en la isla”, comento Santiago Serantes, uno de los impulsores del proyecto para que el CFBIC cobre nuevamente vida.

Serantes recordó en diálogo con Actualidad, que la institución “integraba la liga de fútbol isleño junto al Club Felicaria y del Canal Aria. Está abandonado desde el año 2000. Tengo una casa muy cercana al lugar y junto a un grupo de vecinos estamos tratando de reflotarlo”.

En esta travesía, los vecinos no están solos, pues “el intendente Julio Zamora nos ha dado una mano para empezar a limpiarlo desde hace tres meses. La idea es que los chicos tengan una escuelita de fútbol porque no tienen un lugar donde reunirse. Para nosotros es un desafío muy grande, sobre todo porque es para los vecinos”, recalcó Serantes.

El espacio es de una hectárea, donado por la familia Giordano hace un siglo atrás. Tiene una pequeña y desmejorada casa, a la cual, además de sufrir cientos de mareas, el 8 de enero de 2017, una fuerte tormenta le arrancó el techo.

Los isleños se reúnen todos los jueves y aparecen otros con la inquietud de sumarse. Las pretensiones no son muchas, simplemente que el espacio pueda recuperarse y sea un lugar de encuentro para chicos y grandes.

Esperamos que en el 2019, a cien años de la fundación del Club Foot Ball Isleño Caraguatá, abra nuevamente sus puertas.