Inicio Información General CINCAP destaca la importancia de conocer las normativas detrás de la carne de pollo y sus subproductos
CINCAP destaca la importancia de conocer las normativas detrás de la carne de pollo y sus subproductos PDF Imprimir Correo
Escrito por CINCAP   
Martes, 22 de Mayo de 2018 13:23

La alimentación es un acto cotidiano, sin embargo, muy pocos conocen las normativas y la regulación que existe detrás de los productos que conforman la dieta diaria. Por eso, el Centro de Información Nutricional de la Carne de Pollo (CINCAP) invita a conocer qué es el Código Alimentario Argentino (CAA) y lo que éste establece acerca de la carne de pollo y sus subproductos.

 

El CAA es un reglamento técnico en permanente actualización que establece las normas higiénico-sanitarias, bromatológicas, de calidad y genuinidad que deben cumplir los productos alimenticios, las personas (físicas o jurídicas) y los establecimientos productores. Su objetivo principal es la protección de la salud de la población.

CINCAP específica que, según el Código Alimentario Argentino, las aves que podrán venderse para consumo deben estar desplumadas y evisceradas. Las vísceras comestibles tienen que envasarse por separado luego de un proceso de limpieza e inspección. Asimismo, la parte comestible de los músculos, debe declararse apta para la alimentación por inspección veterinaria oficial antes y después de la faena.

En el caso de que el pollo se comercialice trozado, el procedimiento se tiene que realizar en establecimientos habilitados. El envase que se utilice debe ofrecer garantías de seguridad en su cierre y cada unidad debe estar identificada.

Los subproductos de pollo están clasificados en: hamburguesas, chorizos, fiambres cocidos, milanesas, carne de pollo rebozada o empanada, productos de carne preparados como milanesa y formados de pollo rebozados o empanados.

Todos los productos del grupo “empanados” tendrán como máximo 736 mg de sodio por cada 100 gramos de producto. En el caso de la categoría “hamburguesas” el máximo es de 850 mg de sodio. Por último, el máximo de sodio para los fiambres cocidos será de 1196 mg cada 100 gramos.

En el capítulo VI – “Alimentos Cárneos y Afines”, el CAA define los parámetros a cumplir por cada subproducto. A modo de resumen, podemos destacar que las hamburguesas deben elaborarse exclusivamente con carne de pollo picada y un promedio graso no mayor al 20%; los chorizos de pollo - chacinado embutido fresco - no deberán tener más del 50% de la masa de producto terminado de grasa y, en caso de agregados, deberán figurar cuali y cuantitativamente en el listado de ingredientes; los fiambres serán elaborados con trozos y/o recortes de carne de pollo, con o sin sal agregada; la milanesa de pollo consiste en una rebanada o filet de carne de pollo rebozada y, por último, los formados de pollo estarán hechos a base de pollo picado, escamado, compactado, etc. e incluso podrán combinarse con otra especie, siempre identificándolo en su rótulo.

 

Acerca del Centro de Información Nutricional de la Carne de Pollo (CINCAP)

CINCAP es un centro de consulta referente sobre carne de pollo y salud que fue creado en el año 2008. Su misión es informar a los profesionales vinculados con la salud y la alimentación, así como a la comunidad, sobre los beneficios del consumo de pollo para la salud humana, basándose en datos de rigurosidad científica; generar nueva información a partir de investigaciones y revisiones, y articular acciones con otras instituciones, con el objetivo de contribuir a mejorar la calidad de la alimentación de las personas, y consecuentemente su calidad de vida.